img-20160909-wa0000

Tenemos que hablar

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=5J1dX2aV1RY&w=560&h=315]

Tenemos que hablar. De ti, de mí, de nosotros. Tenemos que ser capaces, por una vez, de no gritar, de no llorar, de no hacer más daño que el que ya no tiene remedio. No nos merecemos un final de esos que luego siempre pesan en la memoria.

La verdad, en este momento no sé si darte las gracias o si pedirte perdón. No sé si repartir la culpa o volcarla toda en uno de los lados de la balanza. Supongo que es imposible decir adiós por las buenas.

Me culpo a mí y te culpo a ti. Culpo al mundo entero ahora mismo porque esta historia que tenía regusto a infinito se encuentre de frente con un punto final. Quisimos volar alto y nos dejamos el paracaídas en casa, olvidado en el rincón de los desastres sonriendo al vernos despegar.

Qué idiotas fuimos al pensar que con amar sería suficiente y que las ganas podrían con cualquier obstáculo. Qué ingenuo fui al cerrar los ojos y callar, al no revolverme cuando algo me parecía mal. Ojalá hubiese callado menos y hablado mucho más.

Tal vez así no explotaríamos siempre por cualquier tontería y seríamos capaces de no discutir por todo.

Miedo. Eso es lo que tenía. Miedo a decir algo fuera de lugar, a provocar un enfado más cuando la cuenta ya estaba llena, cuando cualquier bronca podía acabar con eso que teníamos y, en el fondo, ninguno de los dos quería perder.

Pero míranos aquí. Hablando del final, aceptándolo por lo que es. Un adiós que creí no llegaría y, la verdad, qué más da ya de quién fueran las culpas o quién tuviera razón.

Nos perdimos por chocar siempre contra el espejo en lugar de mirar y aprender.

Tenemos que hablar, sí, para decir adiós.

Sigue “Por escribir” en:Twitter-logo 2000px-Youtube_icon.svg unnamed.png  icon-spotify telegram_logo.png

*Info para comprar mi libro en el siguiente enlace: https://porescribir.com/libro-ojala-te-enamores/

**Aquí os dejo el booktrailer de mi nuevo libro, para todos aquellos que aún no lo conocéis:

+9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este texto:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros textos que podrían interesarte

Deja de hacerme daño
Deja de hacerme daño
Por qué tienes que hacer tanto daño si yo te quise como nunca antes había querido a nadie. Y tú a mí. Tú también me querías más que a nada. O eso decías, que yo era lo más importante.
El frío de tu amor
El frío de tu amor
Cada vez te siento más lejos de mí, de nosotros. Estás aquí y al mismo tiempo en otro mundo. Siento que tu cabeza ya piensa en un futuro en otros brazos y que lo único que te retiene es tu corazón. Quizá ni eso. Tal vez solo estés esperando a que yo también me enfríe para que todo esto sea lo menos doloroso posible.
Todavía te quiero
Todavía te quiero
No hubo adiós, ni palabras bonitas. Se fue dejando tras de sí solo el recuerdo de su aroma en el aire, el tacto húmedo de sus labios en mi mejilla por culpa una lágrima suicida que quiso quedarse atrás. Es lo único que olvidó en la huída. Eso y devolverme el corazón.