top of page
  • Foto del escritorPor escribir

El arte del perdón y su importancia en la vida

Levante la mano aquella persona que haya perdonado inmediatamente a quien le lastimó. O levante la mano aquella persona que no sea rencorosa. Difícil, ¿no? O te pasa que cuando llegas a lastimar a alguien, ¿has sentido pena o culpa y no sabes cómo pedir perdón? En la vida, el perdón es esencial para mantener y reparar las relaciones que mantenemos, pero eso no quiere decir que sea algo fácil de hacer, muchos batallamos en perdonar a otros o incluso a nosotros mismos, y tal vez sea porque no sabemos bien qué se debe perdonar o qué es lo que sentimos. 

¿Qué es el perdón? 

En palabras sencillas, el perdón es dejar ir los sentimientos y pensamientos de enojo hacia alguien que te lastimó, y remplazarlos con sentimientos y pensamientos positivos. Cuando perdonamos, aceptamos que nos pasó algo malo y decimos que queremos seguir adelante. Nos volvemos dispuestos a ver a la otra persona más allá del daño que nos haya podido llegar a provocar.

El perdón tiene el poder de cambiar tu vida, al ser el reencuentro contigo mismo y con tu propia paz interior. Es algo que todos necesitamos, pero pocos sabemos cómo hacerlo, además de que, como mencionamos, puede ser difícil de lograr. 

Importancia del perdón

Podemos pensar que no es necesario ni obligatorio perdonar a alguien, y que basta con dejar pasar la situación o con dejarle de hablar a la otra persona. Pero la realidad es que perdonar permite superar experiencias y recuerdos dolorosos, vale la pena el esfuerzo porque puede liberarte de la ira y el resentimiento que llegan a controlar tu vida. 

Pero mucho ojo, perdonar no significa que lo que pasó estuvo bien, sino que ya no quieres que la experiencia dolorosa defina quién eres. Cuando perdonas a alguien, también te perdonas a ti mismo por cualquier papel que hayas jugado en la situación. El perdón es un proceso que lleva tiempo y muchas veces requiere el apoyo de los demás, pero es posible con esfuerzo y determinación.

Razones para perdonar 

Cuando alguien realmente te lastima, puedes cuestionar si quieres perdonarle; puede, de hecho, parecerte completamente antinatural. Pero hay muchas razones por las que a veces es mejor perdonar y olvidar, aunque una parte de ti no quiera.

1. El perdón no aprueba sus acciones: Perdonar no significa que lo que sucedió estuvo bien, y no significa que esa persona deba seguir siendo bienvenida en tu vida; significa que has hecho las paces con el dolor y estás listo para dejarlo ir.

2. No es en beneficio del otro: No perdonar a alguien es como quedarse atrapado en una celda de amargura, cumpliendo condena por el crimen de otra persona.

3. Es un signo de fortaleza: La única persona que controla tus pensamientos, sentimientos y acciones, y la única que puede hacer que ocurra un cambio, eres tú, y se necesita ser una persona fuerte para enfrentar el dolor de frente, perdonar y dejarlo ir.

4. Nosotros también merecemos el perdón: Piénsalo de esta manera: nuestra incapacidad para perdonar a los demás puede deberse a una incapacidad para perdonarnos a nosotros mismos.

5. Perdonar sana: Cuando nos aferramos a un resentimiento, vergüenza, culpa o dolor del pasado, todo nuestro cuerpo y nuestra mente sufren, entonces el perdón es un regalo que nos damos a nosotros mismos, incluso si la otra persona no es consciente de nuestros sentimientos o ya no está viva.

¿Para qué me molesto en perdonar?

El perdón es un viaje personal en tu vida, y el proceso de perdonar a alguien implica liberar el resentimiento hacia ellos por lo que te han hecho a ti o a alguien a quien quieres mucho. ¿Con qué finalidad? Pues para que puedas dejar de recordarlo constantemente, que deje de doler cada vez que algo te recuerda al otro y liberes tu corazón de sentimientos negativos.

Ya sea que sólo te dejes llevar mentalmente o tengas una conversación directa con la persona, la decisión de perdonar a alguien es tuya. Recuerda que los beneficios del perdón favorecen más a la persona que perdona que a la persona que es perdonada. No dejes que situaciones pasadas controlen cómo te sientes contigo mismo y tus relaciones en el futuro.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page