top of page
  • Foto del escritorPor escribir

Beneficios de ser detallista y romántico con tu pareja – Cómo consentir a tu pareja sin gastar mucho

Cuando se acerca el 14 de febrero, se asoman los adornos de corazón; muchas parejas hacen reservaciones para tener una cena romántica; los más creativos buscan los materiales necesarios para crear una manualidad con sus propias manos; mientras que los que no son tan creativos adquieren globos, flores, chocolates y otros regalos. Pero una vez que San Valentín ha terminado, volvemos a la programación habitual, y a muchos se les olvida la importancia de ser detallistas y constantes en las atenciones que le brindan a su pareja.

El día de San Valentín es una celebración que nos ánima y encamina para consentir un poco a nuestro ser amado y que, por lo menos en este día del año, se salga un poco de la rutina que hay entre ambos y se dé un espacio para un ambiente más romántico. Sin embargo, estos son aspectos que deben trabajarse constantemente, si no es que todos los días, pues una relación no solo se vive el 14 de febrero, sino todo el tiempo.

Y aunque es un poco drástico decir que, una vez pasado el día del amor y la amistad, todas las personas olvidan completamente demostrar cualquier forma de amor y consideración a su pareja, la realidad es que muchos dejan a un lado los detalles. Esto no precisamente los convierte en un mal novio/a o esposo/a, pues el fundamento de toda relación se encuentra en el respeto, la empatía y la honestidad; no obstante, son estas particularidades las que le dan un toque especial y único a ese vínculo que los une y le agrega emoción y detalles interesantes a la vida en el día a día.

Es por ello que proponemos extender el día de San Valentín, no solo por todo el mes, sino por todo el año y todo el tiempo que dure nuestra relación. Esto con la finalidad de recibir ciertos beneficios, por supuesto:

Beneficios de hacer de todos los días el día de San Valentín

1.  Hacer sentir especial a nuestra pareja y que, a partir de ello, en ella o en él surja esta iniciativa también, que nos ayudará a ganar más confianza con nosotros mismos y sentirnos valorados.

2. Crear salidas de la rutina de vez en cuando, a través de citas o escapadas románticas que, por lo agobiante de las responsabilidades adultas, se vuelven fundamentales por el bien de nuestra salud mental y que una vez al año no son suficientes.

3. Fortalecer su unión.

4. Enamorarse más y más cada día que pasa.

5. Encontrar nuevas cosas que tienen en común.

6. Fomentar la comunicación y vislumbrar aspectos que pueden trabajar para mejorar su relación.

7. Generar momentos y recuerdos que aumentarán su felicidad y completarán su vida para que cuando miren al pasado sientan que lo vivieron todo.

8. Acrecentar la convivencia y la confianza que sienten el uno por el otro.

9. Entenderse de mejor manera, para que de esta forma sea un poco más fácil aceptar las cosas que no nos gustan tanto de nuestra pareja, porque ahora sabemos de dónde vienen y por qué son así.

10. Volverse más independientes el uno del otro, porque al encontrar un espacio específico y especial para pasarla juntos, será menos necesario que sientas la necesidad de llevarle a esa reunión que es solo para mejores amigos cuando tu pareja no forma parte de ese grupo.

Cómo ser detallista y romántico con tu pareja

Muchos pueden pensar que esta idea de extender San Valentín durante toda la relación puede ser costoso, pero la verdad es que, aunque no está mal que se presenten de vez en cuando, tampoco es necesario que todo el tiempo salgan a cenar, se vayan de vacaciones o se atiborren de regalos. En ocasiones pueden ser pequeñas acciones las que ayuden a obtener los beneficios que te presentamos anteriormente.

1. Llevarle su pan dulce favorito.

2. Prepararle la cena de vez en cuando.

3. Ofrecerle un pequeño masaje.

4. Llevarle un flor, ni siquiera tiene que ser comprada, puede ser una que cortes de un jardín o un árbol.

5. Hacer esa tarea que siempre le toca —por ejemplo: barrer, lavar los trastes, limpiarle a la mascota, ir al mercado—, solo para quitarle una pequeña responsabilidad de su lista. Consigue puntos extra si sabes que es una tarea que no le encanta.

6. Escríbele una carta. Si eres una persona artística, puedes pintarle algo, hacerle una pieza de decoración o cualquier cosa que te permita tu imaginación.

7. Invítale un helado o su postre favorito.

8. Déjale una notita con un mensaje o un simple “te amoen su computadora o esa herramienta que sabes que usará en su trabajo.

205 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page