ser-libre1

Ojalá poder volar

Ojalá volar alto, volar lejos. Ojalá ser solo un punto en el cielo y pasar desapercibido al mundo que gire bajo mis pies.

Desearía abrazar por un día al menos esa sensación de libertad, observar la vida desde mi asiento de nubes y dejar la risa nacer de lo más profundo de mi ser. Que con mis gritos libres truene el firmamento y de las lágrimas de mi felicidad nazca una mañana lluviosa en algún lugar.

Estar tan por encima de todo que ni siquiera las responsabilidades mundanas te puedan molestar, que los ruidos de la ciudad se cambien por el viento gélido que con su soplar habrá de erizar cada pelo de tu cuerpo.

Eso quiero, volar bien alto y alejarme de todo un tiempo. Ascender a mi propio mundo y dejar que los demás sigan a lo suyo, como si nunca hubiese estado, como si nunca fuese a estar.

Saber quién, aún así, se preocupa y alza la mirada al cielo en busca de la nube que oculte las lágrimas grises que brotan de estos ojos, cansados ya de mirar sin ver, de fallar al apreciar quién de verdad merece volar conmigo y quién debería quedarse en tierra, lejos de mí, un simple punto menguante en mi ascenso.

Ojalá poder volar, liberar la mente y disfrutar de la seguridad de que, por una vez, estaré haciendo las cosas bien.

Sigue “Por escribir” en:Twitter-logo 2000px-Youtube_icon.svg unnamed.png  icon-spotify telegram_logo.png

*Info para comprar mi libro en el siguiente enlace: https://porescribir.com/libro-ojala-te-enamores/

**Aquí os dejo el booktrailer de mi nuevo libro, para todos aquellos que aún no lo conocéis:

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este texto:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros textos que podrían interesarte

Ojalá la merezca
Ojalá la merezca
La emoción no se mide en besos o palabras, se mide en latidos. Y mi corazón late desenfrenado desde que la conocí. Son dos los latidos que me gritan: "es ella", por cada tres que me dicen: "esta vez, sí".
No quiero amores a medias
No quiero amores a medias
Quiéreme cuando ni yo mismo sepa cómo. Cuando los miedos estén ganando la batalla y las dudas me aprieten el alma. Abrázame hasta que olvide que están ahí. Y entonces, no me sueltes.
Cuando te enamores
Cuando te enamores
Cuando te enamores, no falles. No permitas que se pierda lo que hayáis conseguido por no saber apreciarlo, por falta de ganas, por no esforzarte. El amor es un regalo que hay que cuidar cada día. No hieras con palabras a quien te quiere, tampoco con acciones que luego no puedas reparar. Hay heridas que nunca sanan cuando las haces en el amor.