matheus-ferrero-173415

Mientras tus ojos sean para mí

Cada vez que te miro me sigo preguntando qué te hizo amarme. Cómo alguien como tú se pudo enamorar de alguien como yo. Me lo pregunto, no por simple curiosidad, sino por miedo. Miedo a dejar de hacer aquello que hice bien, que debo seguir haciendo pues aquí sigues a mi lado.

Cada vez que me miras me arde el corazón, me tiembla el amor de pura emoción al saber que esos ojos son para mí. Que brillan si te hago reír y me gritan todo lo que callas. Porque te encantan los silencios. Lo descubrí hace mucho tiempo y yo, que soy pura voz, no soy capaz de aguantarte la mirada sin decir que eres preciosa, que te adoro o cualquiera de todas estas cosas que me haces sentir.

Avanzamos a nuestro ritmo, cantando en el coche como si no hubiera mañana y riendo siempre por cualquier tontería. Porque eso somos. Somos la risa que se enfrenta a la vida cuando ésta más aprieta. El puño que rompe cualquier barrera y se enfrenta al futuro con la misma ilusión con que empezamos un día.

No importa lo duro que sea el camino ni todo lo que el mañana nos eche a la espalda, mientras tus ojos sean míos y de ti sea mi mirada, seguirá latiendo este amor y con él seguirá brillando nuestro mañana.

 

Sigue “Por escribir” en:Twitter-logo 2000px-Youtube_icon.svg unnamed.png  icon-spotify telegram_logo.png

*Info para comprar mi libro en el siguiente enlace: https://porescribir.com/libro-ojala-te-enamores/

**Aquí os dejo el booktrailer de mi nuevo libro, para todos aquellos que aún no lo conocéis:

0

2 Comments

  1. Verónica Téllez

    Me fascinan los poemas,son tan reflexivos,expresan tantas cosas hermosas ?

    0
    1. Alejandro Ordóñez

      Gracias!! ?

      0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este texto:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros textos que podrían interesarte

Ojalá la merezca
Ojalá la merezca
La emoción no se mide en besos o palabras, se mide en latidos. Y mi corazón late desenfrenado desde que la conocí. Son dos los latidos que me gritan: "es ella", por cada tres que me dicen: "esta vez, sí".
No quiero amores a medias
No quiero amores a medias
Quiéreme cuando ni yo mismo sepa cómo. Cuando los miedos estén ganando la batalla y las dudas me aprieten el alma. Abrázame hasta que olvide que están ahí. Y entonces, no me sueltes.
Cuando te enamores
Cuando te enamores
Cuando te enamores, no falles. No permitas que se pierda lo que hayáis conseguido por no saber apreciarlo, por falta de ganas, por no esforzarte. El amor es un regalo que hay que cuidar cada día. No hieras con palabras a quien te quiere, tampoco con acciones que luego no puedas reparar. Hay heridas que nunca sanan cuando las haces en el amor.