sad woman sitting alone

Me perdí, te perdí

Voy a tener que volver a encontrarme. Los dos lo sabemos. Me perdí en mitad de ninguna parte y camino ciego desde entonces, sin saber muy bien cómo poner un pie delante del otro y, lo peor, incapaz de no pisarte.

Tropiezo siempre con los mismos errores, posando mis dudas en tus labios y arrancando de ellos palabras que nunca pensé escuchar. Siento como se agota tu paciencia y callo. Y mis silencios aumentan los problemas y terminamos siempre en pie de guerra.

Me miras y no me encuentras tú tampoco. Tus ojos son el espejo donde yo mismo veo el cambio. No sé qué fue de mí. Solo sé que me perdí y no consigo hallar el camino de vuelta a tus brazos.

Tal vez, cuando al fin lo encuentre ya no sean para mí y por perderme yo te arrastré conmigo rumbo al olvido. Y olvidaste así lo bueno, si es que un día lo hubo. La oscuridad cubrió las risas, los abrazos, los besos. Cubrió incluso la desnudez de nuestros cuerpos en aquellas noches de luna llena en que me enseñaste que el amor se puede sentir hasta en los huesos.

No lo sé.

Sospecho que perderme fue perderte, y perderte tocar fondo.

Por eso, necesito encontrarme a mi primero. Para así, tal vez, encontrar el camino de vuelta a ti. No te pido que me esperes, solo que dejes una luz encendida en la ventana de lo que un día fuimos. Cuando llegue, lo prometo, la pagaré y serás tú la que deba decidir entonces si me eliges de nuevo.

Sigue “Por escribir” en:Twitter-logo 2000px-Youtube_icon.svg unnamed.png  icon-spotify

*Info para comprar mi libro en el siguiente enlace: https://porescribir.com/libro-ojala-te-enamores/

**Aquí os dejo el booktrailer de mi nuevo libro, para todos aquellos que aún no lo conocéis:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=GUWY51bMMsg?version=3&rel=1&fs=1&autohide=2&showsearch=0&showinfo=1&iv_load_policy=1&wmode=transparent]
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este texto:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros textos que podrían interesarte

Ojalá la merezca
Ojalá la merezca
La emoción no se mide en besos o palabras, se mide en latidos. Y mi corazón late desenfrenado desde que la conocí. Son dos los latidos que me gritan: "es ella", por cada tres que me dicen: "esta vez, sí".
No quiero amores a medias
No quiero amores a medias
Quiéreme cuando ni yo mismo sepa cómo. Cuando los miedos estén ganando la batalla y las dudas me aprieten el alma. Abrázame hasta que olvide que están ahí. Y entonces, no me sueltes.
Cuando te enamores
Cuando te enamores
Cuando te enamores, no falles. No permitas que se pierda lo que hayáis conseguido por no saber apreciarlo, por falta de ganas, por no esforzarte. El amor es un regalo que hay que cuidar cada día. No hieras con palabras a quien te quiere, tampoco con acciones que luego no puedas reparar. Hay heridas que nunca sanan cuando las haces en el amor.