Gracias por ti - Alejandro ordóñez

Gracias por ti

https://youtu.be/8AqgvjiE_Gc
 
No soy fácil, lo sé, pero tú has encontrado la forma de encajar en mi vida. A pesar de ponértelo difícil, de intentar echarte más de una vez. A pesar de las discusiones idiotas y de mil y un problemas, sigues ahí. Me has demostrado que puedo confiar en ti y eso vale más que mil palabras.
 
Te quiero por lo que eres, por lo que demuestras, por lo que sé que sientes. Eres suerte, alegría y felicidad en mi vida. Y ya no sé cómo darte las gracias. Alejaste muchos más fantasmas de los que imaginas.
 
Quizá mi mayor miedo ahora sea perderte, aunque intento pensar en ello como mucho una vez al día. Más no, porque no pienso dejar que mis miedos me impidan disfrutar de ti; aunque menos tampoco, porque si pensara que no puedo perderte por ninguna circunstancia, tal vez no te querría como en verdad te mereces.
 
Ojalá nunca me faltes, pero si lo haces, que sepas que siempre te daré las gracias por haber estado en mi vida, por quererme como solo tú has sabido hacerlo. Gracias por el amor, pero también por los sueños. Por los futuros.
 
Por ti.
 

*Info para comprar mis libros en todo el mundo en el siguiente enlace: https://www.porescribir.com/libros-por-escribir-alejandro-ordonez/

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este texto:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros textos que podrían interesarte

Ojalá la merezca
Ojalá la merezca
La emoción no se mide en besos o palabras, se mide en latidos. Y mi corazón late desenfrenado desde que la conocí. Son dos los latidos que me gritan: "es ella", por cada tres que me dicen: "esta vez, sí".
No quiero amores a medias
No quiero amores a medias
Quiéreme cuando ni yo mismo sepa cómo. Cuando los miedos estén ganando la batalla y las dudas me aprieten el alma. Abrázame hasta que olvide que están ahí. Y entonces, no me sueltes.
Cuando te enamores
Cuando te enamores
Cuando te enamores, no falles. No permitas que se pierda lo que hayáis conseguido por no saber apreciarlo, por falta de ganas, por no esforzarte. El amor es un regalo que hay que cuidar cada día. No hieras con palabras a quien te quiere, tampoco con acciones que luego no puedas reparar. Hay heridas que nunca sanan cuando las haces en el amor.