Tal vez, aquel “para siempre” nos encontró en el momento equivocado.

Tal vez, aquel “para siempre” nos encontró en el momento equivocado.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *