Sé que llegará el día en que seré capaz de ver las espinas en tus brazos de rosa y la verdad detrás del falso amor que vendes en tu mirada.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *