Que las heridas en el corazón son imprecisas. Nadie tiene la fórmula para sanarlas, mucho menos para decirte cuándo te tiene que dejar de doler.

Que las heridas en el corazón son imprecisas. Nadie tiene la fórmula para sanarlas, mucho menos para decirte cuándo te tiene que dejar de doler.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *