Puede que la vida sea mía, pero hace tiempo que tú te has convertido en mi motivo y mis ganas de ser feliz.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *