Por querer volar contigo aprendí a caer, y al tocar fondo comprendí que gracias a ti hoy sé lo que no quiero.

+3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *