La verdad, cuando miro atrás, a mi vida sin ti, no puedo más que dar las gracias al destino por ponerte en mi camino.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *