Ella es mucho más de lo que deja ver. Detrás de su fachada, hay magia. Mucha magia. Tanta que a veces se le escapa con la risa y por eso siempre te contagia sus ganas de ser feliz.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *