Decir adiós también es de valientes. Más aún cuando sigues anclado a un presente que ya no tiene ningún futuro.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *